Buscar
Generic filters

Mecanismos y estrategias para la prevención del covid-19 a través de la Educación en salud.

En la actualidad el mundo atraviesa una gran pandemia provocada por el COVID-19, llevándose millones de personas por delante, poniendo en pausa las industrias y a las organizaciones a todo nivel. Sin lugar a dudas, esta pandemia ha afectado principalmente a las poblaciones más vulnerables.

En Colombia, a mediados de marzo de 2020, se declaró la emergencia sanitaria y se impusieron restricciones de diverso tipo, y el confinamiento fue una de las medidas más extremas con el objetivo de contener el contagio. Las personas de bajos recursos han sido las más afectadas, quienes, acostumbrados a vivir del ingreso diario, tuvieron que afrontar la realidad que se vivía en esos momentos, y pasaron a depender de una posible ayuda del gobierno, que se centró en un mercado o una pequeña ayuda económica, llegada casi siempre a destiempo, pero no incluyó un apoyo psicológico o un acompañamiento con información para saber adaptarse a esta situación de crisis.

Por tanto, es importante reflexionar sobre una máxima universal en estos tiempos de crisis, que una educación de calidad es el cimiento de la salud y el bienestar. Para llevar una vida productiva y saludable, cada individuo debe poseer los conocimientos necesarios para la prevención de enfermedades y patologías. Para tener importantes logros en el estudio, los niños y los adolescentes necesitan una alimentación adecuada y gozar de buena salud. Según estadísticas presentadas por informes de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO, el alto nivel de educación alcanzado por las madres contribuye al mejoramiento de los índices de vacunación y de la nutrición de los niños, reduce el número de muertes infantiles que se pueden prevenir, así como la mortalidad materna y el número de personas infectadas por el VIH, es por ello que es de vital importancia promocionar y promover la educación en salud en las diferentes poblaciones de la sociedad porque sus resultados se pueden reflejar en las mejores formas como las poblaciones pueden enfrentar pandemias como la del COVID-19.

Dentro de las estrategias de acompañamiento, se incluyen los métodos directos de educación para la salud, ya que estos implican una cercanía entre el educador y la persona que se está educando; desarrollándose en un acto de habla, para así generar la confianza con la comunidad. La charla es una buena opción, por medio de alguien conocedor del tema se brinda una información más detallada y métodos para evitar el contagio, como el continuo lavado de manos, el distanciamiento social, la restricción de las salidas a las estrictamente necesarias, la desinfección de prendas y el uso del tapabocas, entre otras, así como dar a conocer a las personas las características del virus y la facilidad de su transmisión, por lo cual se hace necesario el autocuidado y la responsabilidad social de cada ciudadano para contener su propagación y preservar las condiciones de la vida humana.

La Doctora María Sainz, presidenta de la Fundación de Educación para la Salud “FUNDADEPS” y representante del ICOMEM, ha participado en las últimas semanas en numerosos programas de televisión y es un ejemplo de lo que podemos hacer. Con motivo de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, la Dra. Sainz está presente diariamente en numerosos programas de televisión ayudando a la sociedad a entender las características de esta pandemia y transmitiendo mensajes sobre los hábitos de prevención frente al coronavirus que debemos adoptar. Precursora en la promoción y educación para la salud en España e Iberoamérica, la Dra. Sainz ha sabido trasladar a la población la importancia de llevar una correcta higiene de manos, mantener el distanciamiento social entre personas y usar tapabocas para evitar el contagio del coronavirus. (Cantalejo, 2020)

El papel pedagógico que están realizado muchos otros profesionales en diferentes organizaciones no solo en salud sino de otras de áreas de conocimiento en distintos países es fundamental, “traduciendo” los artículos y mensajes científicos a un lenguaje cercano y accesible para la población en general. En sus presencias televisivas y por redes sociales suelen dar respuesta en directo a las dudas y consultas que los ciudadanos tienen sobre el coronavirus y las medidas preventivas a adoptar.

La Fundación de Educación para la Salud, en su compromiso de promover una nueva Cultura de la Salud, ha puesto en marcha durante estas semanas la campaña de concienciación “La mejor vacuna eres tú” que ha podido verse en los diferentes perfiles de la fundación en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram. El objetivo de esta campaña es informar sobre la importancia de lavarse las manos para evitar el contagio de enfermedades infecciosas como el coronavirus.

Analía Russo y Gisella García Chamut, coordinadoras del ciclo de formación profesional de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, que contiene la tecnicatura, profesorado y licenciatura en Educación para la Salud (EPS), permiten conocer acerca de esta profesión comentando desde qué espacios enfrentan la pandemia y cómo se refuerza la promoción de la salud y la prevención, desde su rol profesional.

Desde la coordinación de la carrera, definen la función del educador para la salud ligada a la promoción y prevención. La promoción de hábitos saludables en el hogar y fuera de él, tiene como eje la concientización de medidas como el lavado de manos, el uso del alcohol en gel, higiene en la manipulación de alimentos y la difusión de información. (Russo y García, 2020)

Para las organizaciones que lideran proyectos interprofesionales coordinados por los profesionales de la salud, la finalidad de estos métodos, es que toda la población logre adaptarse a estos, para ello, es importante conocer y comprender que cada persona, comunidad o grupo social tiene distintas formas de aprender, lo que depende de factores como su situación socioeconómica, su cultura y tradiciones, entre otros. Por lo tanto, las organizaciones que lideran proyectos en salud, entre otras acciones, deben asumir el papel de formadores de la salud; es inminente adoptar un papel pedagógico, apoyados de estrategias significativas y de impacto social para comunicar sobre la prevención el bienestar y las implicaciones del autocuidado. De la calidad de los mensajes y de la pertinencia de las estrategias se logrará que la población cambie los hábitos y las rutinas en salud lo que garantizará   conductas saludables, una mejor calidad de vida y lo esencial es la integración de rutinas saludables a su diario vivir.

Yesenia Barragán - Andrés Castillo

Yesenia Barragán - Andrés Castillo

Estudiantes de Fonoaudiología UDES

udes.edu.co

1.Organización de las naciones unidas para la educación, la ciencia y la cultura UNESCO, Educación para la salud y el bienestar. Noviembre de 2020. Tomado de: https://es.unesco.org/themes/educacion-salud-y-bienestar 2.Cantalejo, Sandra. Educación para la Salud en tiempos de coronavirus. FUNDADEPS Educación para la salud. Madrid. Mayo de 2020. Tomado de: https://fundadeps.org/noticias/educacion-para-la-salud-en-tiempos-de-coronavirus/ 3.Russo, Analía. García, Gisella. La importancia de la Educación para la salud en tiempos de pandemia. Universidad Nacional de Santiago del Estero. Santiago del Estero. Agosto de 2020. Tomado de: https://www.unse.edu.ar/index.php/unse-institucional/3868-la-importancia-de-la-educacion-para-la-salud-en-tiempos-de-pandemia

Ir arriba
Atención al usuario vía WhatsApp